El curling

No comprendo el deporte curling. ¿Cómo se lo inventó? ¿Por qué?

No creo que sea divertido mirar mientras unos hombres barren una pisa de hielo para que una piedra pueda moverse lentamente sobre el superficie.

Curling es pero que el baile sobre hielo, que es patinaje artístico deshonrado, sin los saltos que lo hacen increíble.

Eso es todo.

Las Olimpiadas

Nada me da más orgullo de ser un ser humano que las Olimpiadas. Aunque a veces parece solamente un ejercicio de declaraciones políticas, de verdad me alegra ver la unificación del mundo con lo que tenemos en común: los deportes.

Me preguntaba que era mi favorito de los dos Juegos Olímpicos. Por años no podía decidir, pero últimamente he elegido por fin las Olimpiadas del verano. Mi razón: puedo identificarme más con las atletas de los Juegos del verano.

Sí, por supuesto los Juegos del invierno son impresionantes. Pero eso es el problema. Miro a las atletas y me digo, “Qué suerte para ellos que se crecieron cerca las montañas o en una ciudad con una pista de hielo”. Nada más. Casi no puedo hacer snowboard ni jugar hockey sobre hielo. Nunca he tenido la oportunidad de aprender. Pues, puedo mirar las atletas de eses deportes con admiración, pero no entiendo nada.

En las Olimpiadas del verano, sí. Puedo nadar. Puedo correr. Puedo montar a caballo. Jugo el fútbol y el voleibol. Entiendo eses deportes, y por eso puedo identificarme con las atletas. En vez de simplemente mirar con asombro, puedo decirme, “Yo podría hacerlo, si tuviera el tiempo para entrenar” o “Mis pies no muevan así cuando corro” o “Necesitan usar más la defensa”.

Sin embargo, si me buscas, me encontrarás enfrente del televisión durante esas dos semanas de los Juegos Olímpicos del invierno.

!Venga pronto, Río 2016!